Al igual que la gran mayoría del comercio y las Pymes del país, las Tiendas Mundo Rural -nacidas al alero del Programa Nacional de Comercialización de INDAP en 2016- se ha visto enfrentadas a los efectos de la crisis económica provocada por el Covid-19 y han debido innovar sobre la marcha en sus estrategias de venta.

La red de tiendas cuenta con seis locales administrados por organizaciones campesinas en distintos puntos del país:  Mall Arauco Chillán (Ecoparras), Mallplaza Mirador Biobío de Concepción (Red Apícola Nacional), Terminal de Buses de Valdivia (Apicoop), Centro Cultural La Moneda (UOC Chile) y las estaciones Escuela Militar (Conagro) y Pajaritos (Conaproch) del Metro de Santiago. En conjunto tienen 665 proveedores, 513 de ellos (77%) pequeños productores de INDAP, y sus ventas en 2019 ascendieron a 732 millones 191 mil pesos.

Los locales de Chillán, Concepción y Valdivia bajaron sus cortinas hasta nuevo aviso, para rediseñar sus modelos de negocio, mientras que en Santiago los establecimientos de las estaciones Pajaritos y Escuela Militar y del Centro Cultural La Moneda están funcionando con horarios más reducidos y reparto a domicilio, a costa de un gran esfuerzo de sus grupos de trabajo.

“Como equipo ha sido difícil. Nos tocó primero el estallido social y ahora esto. Estamos cerrados desde el 20 de marzo y se prevé que podríamos abrir entre julio o agosto”, cuenta Daniela Encalada, administradora de la Tienda Centro Cultural La Moneda, quien agrega que se coordinaron para darle continuidad a las ventas a través de sus redes sociales, con una lista de productos disponibles en el sitio de la Confederación Nacional Unidad Obrero Campesina (UOC Chile).

“Recibimos los pedidos por Whatsapp, nos coordinamos online y los siete trabajadores de la tienda salimos a repartir los productos en nuestras respectivas comunas y aquellas más cercanas. Yo, por ejemplo, hago los despachos en Santiago Centro en mi bicicleta. También hacemos envíos en autos personales o por taxi, previo acuerdo con los clientes. Ésa ha sido la metodología, en eso estamos”, dice Daniela.

Los productos los tienen almacenados en la sede de la organización y los más solicitados son miel, propóleo, legumbres, aceites de oliva, infusiones y papas fritas. “Algunos clientes que nos conocen también piden cosas gourmet o dulces para compartir en su encierro, como mermeladas, manjar sin azúcar, pastas de ajo y conservas”, comenta.

“El desafío hoy es pensar formas nuevas de comercialización”, afirma Constanza Santander, de la Tienda Escuela Militar. Ellos están atendiendo de lunes a viernes de 9 a 18 horas y como primera medida implementaron un sistema de delivery de packs exclusivos, sin costo de envío, para sus clientes de 800 metros a la redonda, los que se pueden ver en sus redes sociales.

También despachan sus productos a Las Condes, Ñuñoa, Providencia, La Florida, Puente Alto, San Miguel, Santiago y Quinta Normal. “Desde donde nos pidan nos vamos ingeniando para enviar los pedidos. Puede ser por Chilexpress, Starken, Uber o taxi”, añade. Lo más solicitado también es la miel, además de legumbres, harinas y los procesados más saludables.

Según Constanza, las ventas han bajado aproximadamente un 70%, pero aun así se esfuerzan por responder a las necesidades de sus clientes: “No hay que echarse a morir. Estamos improvisando y desdoblándonos para seguir atendiendo. Es duro y estresante, hay que hacer muchas cosas, pero el espíritu sigue en alto”.

En Tienda Pajaritos, Ángela Camargo cuenta que “la contingencia nos ha obligado a reinventarnos y a ajustarnos a los acontecimientos, los de ahora y los que vienen. Ahora estamos abriendo lunes, miércoles y viernes de 10 a 15 horas e implementamos el reparto a domicilio de canastas con productos básicos. Estamos aprendiendo sobre la marcha”.

Una de las canastas más solicitadas, por ejemplo, tiene porotos, lentejas, queso mantecoso, manjar casero, mantequilla artesanal, aceite de oliva y avena instantánea, y su valor es de $20 mil. Pero también atienden todos los pedidos de sus clientes, que se concentran en el sector poniente y que ya tienen sus gustos definidos: Miel, café de trigo, huevos de campo y picoteos para el aislamiento social.

“Estamos tratando de abarcar lo que más podamos, poniendo en primer lugar al consumidor que nos prefiere. Para los repartos aprovechamos los autos de la gente de la tienda, además de Uber y taxis. Con los clientes que viajan desde la estación hacia la costa nos ponemos de acuerdo para tenerles listos sus pedidos”, cuenta.

“Trabajar en estas condiciones ha sido difícil. El estallido social nos obligó a ajustarnos a los horarios del metro y luego vino el coronavirus. Con esfuerzo, cada día nos estamos adaptando a este nuevo escenario de crisis”, concluye Ángela.

Centro Cultural La Moneda

WhatsApp: +56 9 9098 0401

Instagram: @mundoruralcclm

Sitio web: www.uocchile.cl

Metro Escuela Militar

WhatsApp: +56 9 6155 2412

Instagram: @mundoruralmem

Facebook: Tienda MundoRural metro Escuela Militar

Metro Pajaritos

WhatsApp: +56 9 6488 1545

Instagram: @mundoruralpajaritos

Facebook: Mundo Rural Pajaritos

Deja una respuesta