Debido a la pandemia del COVID 19, la gran mayoría de la población está comprando al por mayor; lo anterior con el objetivo de poder abastecerse de productos para las próximas semanas, sobre todo teniendo en cuenta que la cuarentena se podría extender por más de los 14 días ya establecidos.

Bajo este contexto y con la premisa de evitar severos daños a la salud, es muy importante que, al momento de comprar carne, se haga en lugares especializados. También es fundamental almacenarla lo más rápido posible en un refrigerador y mantener la correcta cadena de frío en un cooler cuando se traslade el alimento a un lugar determinado.

Para complementar lo anterior, Catherine Escobar, gerente comercial de la red de carnicerías El Carnicero “Maestro en carnes” entrega diversos consejos para consumir carne con tranquilidad y no pasar malos ratos:

  1. Mantener la carne en un ambiente frío: Si va a comprar grandes cantidades, acostumbre a ir directo a casa después de la carnicería, e idealmente trasladar con algún elemento que ayude a mantener el frío. Para esto, existen bolsas térmicas que mantienen los productos en buen estado y son fáciles de transportar (disponibles en los locales de El Carnicero), que se suman a la oferta de cooler con barras congeladas que hay en el mercado. “De no hacerlo, se altera la calidad y existe un mayor riesgo de intoxicaciones, por lo que es ideal que la temperatura donde se está almacenando la carne, no supere los 5°C. Esto es fundamental para tener la certeza de que se ha mantenido la cadena de frío y que el alimento reúne todas las garantías de inocuidad y calidad”, señala Escobar.

  1. La carne en el refrigerador se conserva de 1 a 2 días y fuera de este no más de 2 horas:  La carne fresca (vacuno, cerdo, pollo u otro) no refrigerada, se echa a perder rápidamente y es lugar de cultivo de bacterias patógenas. También es importante considerar que la carne congelada debe cocinarse dentro de las 12 horas desde su descongelamiento.

  1. Congelado y descongelado de carnes: Si va a congelar para guardar, esto se debe hacer lo más rápido posible; por el contrario, si va a descongelar la carne para su consumo, descongelar al menos un día antes pasando del congelador al refrigerador primero, para luego sacar de este solo antes de preparar.

Debe tener mucho cuidado si compra productos originalmente congelados, idealmente no volver a congelar.

  1. Si compra carne de vacuno al vacío, revise bien la fecha de vencimiento o de producción: El envase señala estas fechas en su exterior. Las carnes al vacío duran según su procedencia entre 90 a 120 días desde producción, por lo que, si no la consume inmediatamente, asegúrese de contar con los días suficientes e idealmente no muy cercano a su vencimiento.

  1. Evitar la contaminación cruzada: Procurar que utensilios y superficies que tuvieron contacto con la carne cruda no sean utilizados para manipular otro tipo de alimentos, como, por ejemplo, las ensaladas, e incluso vacuno y pollo. “Se recomienda ocupar utensilios diferentes al momento de cortas verduras y hacerlo en otra superficie, caso contrario, se debe realizar una limpieza profunda con algún tipo de desinfectante.  Además, y como lo han reiterado las autoridades, una medida fundamental de higiene bajo este contexto de crisis sanitaria, es lavarse periódicamente las manos”, aconseja la experta de El Carnicero.

Deja un comentario